miércoles, 11 de junio de 2014

Una familia como Dios manda.

La Iglesia Católica me ha convencido: hay que tener una familia como la de Dios Yavhé.

Sí, sí, no lo digo a broma: la familia cristiana que muestra la Biblia es la única viable.

¿Que no? ¿Cómo que no? Puñetas, ¡sí! Hay que tener una familia como la que Dios quiere y manda. Sin dos padres, sin dos madres, sin padres o madres de forma soltera... ¿Qué guarrada es esa? ¡Eso no es normal! ¿Lo entendéis? ¡Qué asco!

La familia tiene que ser como la del Señor Jesús de Nazaret, ¡que no lo entendéis! En una familia decente, como la de Cristo, debe haber una madre virgen, un padre paloma siempre ausente y un hijo que es padre de sí mismo e hijo al mismo tiempo.

¡Eso es una familia normal y lo demás no es nada! 

Así que, mujeres, ya sabéis: empezad a utilizar la fecundación in vitro para tener un hijo o una hija con una paloma. 

¡Eso sí que es una familia como la que Dios quiere y manda! 

6 comentarios:

Marguerite Gautier dijo...

La familia es más amplia de lo que se cree y las Sagradas Escrituras lo demuestran con creces. jajaja

Mira mi nuevo blog:

http://misandriaymas.blogspot.com/

Serpiente Alada dijo...

Pues, amiga mía, me gustaría que me iluminases, si es posible, porque no sé de dónde sacas que la Biblia permita una noción de familia más amplia que aquella formada por varón, mujer e hijos o hijas.

Saludos.

Marguerite Gautier dijo...

Sí: la familia formada por mujer y paloma.

jajaja

Marguerite Gautier dijo...

Sí: la familia formada por mujer y paloma.

jajaja

Enrique dijo...

Aaaaah; vale, vale, vale. Jajajaja. ^^

Pepita grillo dijo...

De un materialista como tu no me sorprende esta clase de sarcasmo y encima de lo más trillado.