domingo, 6 de enero de 2013

Si te han regalado algún animal...

Dejando a un lado el tema de que estoy en contra de la compra-venta de animales (que no es otra cosa más que un modo de esclavitud animal), y que lo apropiado, en mi opinión, es adoptarlos, quiero hacer una llamada de atención a todas aquellas personas que hayan podido recibir por regalo en Navidad o el día de los Reyes Magos, un animal.

Recuerdo que los animales, no serán personas, pero igualmente son seres vivos que sienten, seres vivos que forman parte de este planeta al que llamamos Tierra y que merecen un trato digno. Por lo tanto, hay que criarlos, alimentarlos, protegerlos, etc, y eso quiere decir que hay que proporcionarles un cuidado responsable.

Del mismo modo que nos horroriza que se deje en soledad y en la calle a un niño o una niña, debería darnos vegüenza por el género humano cada vez que vemos a un pobre animal, sea de la especie que sea, muriéndose de hambre en la calle porque a una persona se le ocurrió arrancarlo de su hogar, alejarlo de su familia y ponerlo en venta, y porque a otra persona se le ocurrió también la magnífica idea de comprarlo para luego dejarlo morir como si de basura se tratase.

Opino que deberíamos ser más conscientes de que la Tierra es un hogar al cual es conveniente darle algo a cambio cada vez que le quitamos algo, porque toda esta destrucción nos perjudica gravemente.

Hemos de ser más conscientes de que la Tierra no es una herencia con los niños y las niñas del futuro, sino que es una deuda que tenemos con ellos y ellas. Del mismo modo que en nuestra propia casa tapamos los enchufes para que los bebés no se electrocuten, del mismo modo que alejamos los productos peligrosos de las criaturas para que no las ingieran y así no se intoxiquen, del mismo modo que les preparamos la comida para que crezcan con salud y fortaleza, habríamos de cuidar el planeta, nuestra gran casa, para que no sufran los daños de la hambruna, la guerra, la polución, la escasez... Y cuidar a los animales, además de un deber moral para con ellos, es un paso para conseguir proteger el futuro de los niños y las niñas.

7 comentarios:

mamisepa dijo...

Pienso igual. De hecho, no soporto la palabra "mascota". Da la idea como si de un "adorno" cualquiera se tratase, cuando estamos hablando de quien debería ser un miembro más de la familia. Y desde luego, me parece horrible dedicarse a la compra-venta de animales. Un saludo.

Ŧirєηzє dijo...

ole Enrique¡¡¡¡....asi se habla...
menuda sorpresa me lelvé al ver este blog...siempre visitaba el otro... me despistais cuando teneis varios blog...por que mi reader solo identifica una pagina por bloguer....

me adhiero de corazon a todo cuanto dices..de hecho...yo dije algo parecido el otro dia...pero a "a mi manera"....
Un abrazo...¡¡¡


Déjame que te cuente
www.dejamequetecuente.net

Enrique dijo...

Bueno, Firenze, este blog es muy pero que muy nuevo, así que es normal que no lo hayas visto antes, jeje.

Y bueno, te seré sincero: tenía pensado hacer una entrada enfocándola en el tema de la compra-venta, hasta que vi aquel parrafito que escribiste en tu entrada y me diste la idea para hacerla de este modo.

Me he copiado un pelín ;)

Saludos.

Tina dijo...

¡Qué bien que también hables de estas cosas! :) no sé si estarás ya familiarizado con el tema o no, pero de no ser el caso, dado que pareces una persona muy sensible, respetuosa y reflexiva te recomendaría que investigaras un poco sobre el tema del veganismo, un estilo de vida basado en el respeto a los demás animales que rechaza, por tanto, todas sus formas de explotación, basadas en prejuicios especistas y antropocéntricos. Quizás no estés de acuerdo en todo lo que implica, o quizás no ahora, pero creo que puede resultarte interesante al menos ver otra perspectiva. No quiero soltarte una chapa aquí, así que te dejo un enlace donde lo explican bastante sencillo:

http://www.vivevegano.org/que-es-el-veganismo.php

O, por si te interesa indagar más, también te dejo un muy buen documental:

http://www.youtube.com/watch?v=q7bztMZFeJE

Espero no resultarte pesada. Si tienes cualquier duda al respecto estaré encantada de contestarla o facilitarte la información que necesites, y si no pues nada xD un saludo! :)

Enrique dijo...

Tina:

Lo he pensado mucho el tema del veganismo, y aunque procuro no comer ciertos alimentos y respetar en la medida de lo posible, lo cierto es que de momento no soy vegetariano.

Respeto a los animales, les ayudo en la medida de lo posible, pero no tengo ni la más mínima idea de cómo combinar alimentos, de qué hacer, ni nada. Estoy totalmente desinformado sobre el tema.

Y si no me he informado ya es porque hasta que no me independice no voy a poder ser vegetariano. Mientras viva con mi familia, tendré que comer lo que mi madre me ponga en la mesa. Así que por el momento es más bien por imposibilidad que por otra cosa. Pero le estoy dando vueltas a la cabeza, así que veré qué hago en un futuro.

Por el momento, miraré un poco el link que me has pasado para coner más sobre el tema.

¡Muchas gracias!

Saludos.

Tina dijo...

Ok, ya suponía que te lo habrías planteado en algún momento. Yo me hice vegetariana (y luego vegana) también cuando aún dependía de mis padres, con 14 años. En mi caso fue bastante duro por lo difícil que me lo pusieron (chantajes, ridiculizaciones, cero comprensión) y empecé a hacerme mi propia comida aparte, pero con el tiempo lo fueron aceptando y luego lo llevamos con total normalidad. No lo digo por tu caso, que no te juzgo ni nada porque además tampoco conozco tu situación, sólo te animo a hacerlo si así lo sientes y te parece posible: parece más difícil de lo que es.

Como ya te dije si en algún momento quieres algún tipo de información puedo ayudarte con eso, que ya son varios años leyendo bastante sobre nutrición, especismo, ecología y otras cosas y al menos lo básico lo controlo. En cualquier caso en internet hoy en día hay muchísima información (con respecto a los típicos argumentos que se aducen contra el veganismo esta página es bastante completa, por ejemplo: http://www.respuestasveganas.org/ ).

Y ya no me enrollo más, que no quiero que parezca que intento presionarte o soy cargante con el tema.

Un saludo!

Enrique dijo...

Tina:

Siéntete como en tu casa. Si en determinadas entradas necesitas enrollarte, estás en tu derecho; no te voy a censurar (a menos que vengas con insultos y malas palabras).

Y puff, ya me gustaría a mí poder animarme a hacer ciertas cosas en mi casa. Pero es imposible. Ya sabes, el típico "mientras estés en mi casa harás lo que yo te diga". Y porque no pueden controlar mi cabeza, que si no también manejarían mi forma de pensar. Menos mal que tengo bien ocultos mis blogs, que si no...

Saludos.